Auditorías ISO 50001

La norma ISO 50001 es el estándar de certificación del sistema de gestión energética emitido por la ISO para facilitar a las organizaciones establecer los sistemas y procesos necesarios para mejorar su desempeño energético, incluyendo la eficiencia energética y el usos del recurso energético. Esta norma ha sido desarrollada con el fin de ser auditable y así facilitar su aplicación en la organización.

 

La finalidad de una auditoría es verificar la correcta implantación o funcionamiento de un SGEn. Para ello, realizamos una evaluación completa del sistema de gestión y elaboramos un informe detallado.

 

En caso de detectarse desviaciones respecto al sistema, la empresa deberá llevar a cabo las acciones correctivas que sean necesarias para solucionarlas.

 

Somos auditores internos certificados para el cumplimiento de la norma internacional sobre Sistemas de Gestión Energética ISO 50001.

 

Antes de que realicemos una auditoría, debe establecerse el objeto de tal auditoría, señalando claramente sus límites, evitando así que estos puedan estar confusos.

 

Qué documentación e información requerimos en una auditoría ISO 50001 ?

  • Procedimientos Generales del SGEn
  • Especificaciones técnicas
  • Normativa y legislación aplicable
  • Quejas y reclamaciones de clientes
  • Informes de auditorías precedentes (si aplica)
  • Informes de no conformidad
  • Registros sobre acciones correctivas y de acciones implantadas o propuestas recientemente
  • Registros y documentos exigidos por la norma ISO 50001
  • etc

 

Qué verificamos durante la Auditoria ?

 

Las verificaciones a efectuar durante la auditoría son, en general, las siguientes:

  • Revisión de los documentos aplicables del Sistema de Gestión Energética, para comprobar que la organización auditada dispone de los documentos del sistema de gestión, requeridos por la norma.
  • Examen de los registros y evidencias documentales que demuestren el cumplimiento de las disposiciones del Sistema de Gestión Energética.
  • Supervisión directa de los procesos, para comprobar que las actividades se desarrollan de la manera prevista en la documentación del Sistema de Gestión Energética.

 

Una vez finalizada la auditoría, acordamos una reunión con el auditado,  al que exponemos las desviaciones encontradas para obtener su acuerdo con las mismas o para que formule sus observaciones. Tras la reunión, redactamos el correspondiente Informe de Auditoria.