· 

Agua caliente sanitaria (Calefacción)

 

El agua potable es uno de los recursos naturales esenciales para la actividad y la vida humana y su disponibilidad se va reduciendo paulatinamente en países y áreas geográficas. Dentro de la edificación, los sistemas de calefacción pueden llegar a representar entre un 30 y un 50% de la factura energética, dependiendo de qué fuente energética se utilice para calentar. El sector residencial consume, aproximadamente una cuarta parte de toda la energía demandada y su potencial de ahorro energético se encuentra entre el 20 y el 40%.

 

A continuación se presenta una lista de medidas posibles a implementar para la mejora de la eficiencia en sistemas de calefacción que utilizan el agua caliente como medio portador de calor. La eficiencia de estos sistemas depende en gran medida del cuidado con que se hayan sido diseñados, instalados y utilizados. Un sistema infradimensionado no podrá suplir las necesidades ni garantizar las prestaciones solicitadas y un sistema sobredimensionado será caro de adquirir y de utilizar.

 

Tanto las medidas como sus potenciales de ahorro deben ser evaluados de forma profunda por profesionales de acuerdo a las condiciones de operación presentes y a una verificación in situ de las instalaciones. No obstante, éstas pueden ser utilizadas como punto de partida en el análisis de identificación de potenciales de ahorro energético.

 

 

Medida

1

Apagar las bombas de circulación fuera de los periodos de calefacción

2

Cuando las bombas de circulación son reguladas manualmente basta con ajustarlas al nivel mínimo posible. Esto reduce el consumo al 50% y en la mayoría de veces es suficiente

3

En el caso de contar con bombas de velocidad regulada, incorporarlas a la regulación del sistema de calefacción. Si son de regulación manual evaluar su posible integración al sistema de calefacción

4

Reemplazar bombas de circulación antiguas por nuevas ( clase de eficiencia energética A)

5

Controlar el estado y espesor del aislamiento térmico de tuberías, válvulas y accesorios. (Espesor: 2/3 del diámetro de la tubería)

6

Controlar el aislamiento térmico del calentador y del intercambiador externo (si aplica)

7

Apagar el calentador fuera del horario de funcionamiento ( en caso de carga automática)

8

La temperatura del agua de servicio debe llegar máximo a los 60°C (para evitar legionelosis). Puede estar por abajo si los requerimientos de higiene no son muy relevantes

9

No montar tuberías de agua caliente sanitaria de gran longitud innecesariamente

10

Realizar una compensación hidráulica del sistema de calefacción a través de un ajuste predeterminado correcto de las válvulas termostáticas en los radiadores

11

Controlar los sistemas de calefacción/climatización/refrigeración de acuerdo a la demanda (temporizadores, interruptores de ventanas y puertas, sensores de movimiento)

12

Aplicar zonificación a espacios con diferentes temperaturas y un control de la temperatura bajo parámetros específicos. Aplicar calefacción radiante en hangares y naves industriales de gran tamaño

13

Mantener la temperatura del espacio lo más baja posible (una disminución de 1,5 °C significa un ahorro energético del 10%)

14

Asignar un valor nominal/punto de ajuste para la velocidad de renovación de aire no más alta ni más baja para la temperatura de enfriamiento que lo estrictamente necesario 

15

Verificar el aislamiento térmico de la edificación, así como de puertas y ventanas (p.ej. a través de termografía)

16

Evaluar la posible utilización de puertas con cierre automático, de accionamiento rápido  y de cortinas de aire caliente

17

Evitar la ventilación de tejados, minimizar la ventilación durante periodos de calefacción, apagar la ventilación fuera de los horarios de funcionamiento utilizando sensores de CO2

18

Minimizar la calefacción  fuera del horario de funcionamiento (p.ej. noche, fin de semana). Ajustar el termostato exterior a una temperatura razonable y de acuerdo a la calefacción (p.ej. bombas de circulación arrancan a la misma temperatura que el quemador)

19

No colocar el sensor de temperatura en sitios no adecuados 

20

Verificar que los radiadores y emisores se encuentran en buen estado, no están cubiertos o desajustados

21

Dar prioridad al agua caliente sobre el vapor como medio portador de calor

22

Utilizar agua caliente sólo si es necesario o en caso de que el objetivo energético no se pueda realizar con agua fría 

23

Dar valor al aislamiento de componentes de instalaciones al momento de adquirir equipos (p.ej. separadores, acumuladores)

24

Conectar los usuarios que no necesiten altas temperaturas en sus operaciones al caudal de retorno del sistema de distribución de calor